Saturday, January 21, 2012

Claudia Cadelo

Transcript of interview with Claudia Cadelo, creator of the blog, Octavo Cerco. See video.

Bueno, generalmente yo trabajo y mezclo las dos cosas. Yo doy clases particulares de Francés, y entonces bueno, cuando termino de preparar, de dar las clases y esas cosas, generalmente es que me siento ¿no? a escribir.
Trato de publicar aproximadamente un día sí y un día no, pero a veces no puedo. Es difícil, yo no... nunca había escrito nada en mi vida. Bueno, unos poemas horrendos que nunca enseño. Pero escribir como tal nunca lo había hecho y entonces es como un reto ¿no? cada vez que me siento delante de un texto. Porque... como que las herramientas las fui adquiriendo poco a poco con la ayuda de otros bloguers que sí tienen más conocimientos que yo sobre escritura y literatura como tal porque yo no lo hacía ¿no?, no sabía nada de periodismo. Y bueno eso me dificulta un poco a veces pero creo que me he ido adaptando y trato de ser... a veces soy obsesivamente perfeccionista ¿no? Nunca el texto me queda como yo quiero. Y entonces por eso a veces no logro publicar un día sí y un día no pero bueno trato de mantener esa norma, cada dos días también.



Bueno en el año 2008, mi esposo toca en un grupo de rock and roll que se llama Porno Para Ricardo; es un grupo muy, muy, muy contestatario que ha tenido muchos problemas con la Seguridad del Estado. Y entonces en el año 2008 en julio el líder del grupo, Gorki Águila fue arrestado por la policía bajo los cargos de peligrosidad pre-delictiva que significa que aunque tú no hayas cometido ningún crimen pues la policía considera que eres potencialmente peligroso para la sociedad y te arresta. La condena implica de uno a cuatro años y por supuesto no se necesitan pruebas porque es predelictiva. Y bueno el abogado siempre decía que nadie sale, porque no se necesitan pruebas. Es decir es un arresto precriminal.
Y entonces como nosotros sabíamos ¿no? que el origen de todo eso era el nivel contestatario de las canciones, es un grupo de rock punk, es decir que es muy contestatario. Y bueno llamamos, mi esposo y yo empezamos a llamar personas. Llamamos a más o menos a los que creíamos que podían ayudarnos. Llamamos a Yoani Sánchez de Generación Y, a Elizardo Sánchez que tiene la comisión de Derechos Humanos, y así llamamos a todas las personas que nos pasó por la mente que nos pudieran ayudar. Y en cuatro días salió libre con una multa; eso es inédito. En aquel momento fue inédito en un caso de peligrosidad predelictiva. Y, bueno ella y yo nos hicimos amigas, Yoani y yo. Yo comencé a ayudarla un poco con las traducciones de Generación Y al Francés. Me gustaba mucho traducirle pero quería escribir. Escribí un texto después de esos cuatro días, un pequeño texto porque estaba muy emocionada ¿no?; fue una gran victoria. Y ella me lo publicó; me lo publicó en su blog. Y ya después me... como que me mordió el bichito ¿no? y me quise hacer un blog.
La reacción yo creo que es demasiado diferente, cada persona me dice algo diferente. No puedo ni siquiera definirlo pero a mí personalmente me ha hecho muy feliz. Y yo sé que hay mucha gente que le gusta. Cuando yo empecé nunca pude imaginar que un grupo mayor de 20 personas me iba a leer. Eso realmente... para mí 20 ya era como la inmensidad, y después ver que me leen muchas personas, mucho más de 20, ni siquiera sé cuántos. Fue maravilloso ¿no? No me lo esperaba para nada.

Bueno a veces los temas me llegan. Es decir sucede algo a mi alrededor que me inspira, que siento la necesidad de contarlo. A veces simplemente son reflexiones que yo tengo sola, y después las llevo al texto ¿no? como que las concretizo en los textos: las ideas que tengo, las cosas que pienso, las dudas que me asaltan. Y otras veces me siento delante de la máquina y no sé lo que voy a escribir. Eso también me pasa; es muy raro.

Y a mí me parece que hay mucha... decepción no es la palabra si no como mucha falta de fe. La gente no, no... Los jóvenes no creen, ni siquiera en un cambio. Es como... es un estado de inercia sin fuerzas para cambiar las cosas porque como nunca tuvieron las herramientas; y además es muy peligroso... mucho miedo... y entonces caes en un estado de... donde nada importa sino salir del país. Y casi siempre esa es la solución que se encuentra ¿no? Es un poco triste pero de todas maneras... Me gustaría mucho poder decir cuántos porque yo creo que es la inmensa mayoría, pero siempre va a ser una respuesta subjetiva.

Es que yo no recibo... Como yo no recibo ningún dinero de ningún gobierno, no solo del de Estados Unidos, pues no tengo conciencia de eso. Yo como tal no, y en la sociedad civil no lo sé ¿no? Ah, si hablamos de millones, pues no me parece que tenga mucho impacto ¿no? no lo creo.

A ver, yo pienso que Obama, por suerte, no es como Fidel Castro. Y que las cosas que yo le pediría están fuera de los... están más allá de los límites de su poder porque él no es más que un presidente, no es un dictador. Entonces él no va a poder hacer todo lo que yo le pida. Y sobre esa base creo que tendría que escribir la carta ¿no? Porque a veces como uno vive en un país como Cuba ¿no? donde lo que yo le escriba al presidente Raúl Castro va a estar dentro de los márgenes de su poder porque él tiene... los márgenes son él; el margen del poder es él. Y creo que eso marca una diferencia importante ¿no? Yo pudiera escribirle una carta a Obama donde yo pidiera por ejemplo que se levantaran las sanciones, que se levantara el embargo, el bloqueo, porque realmente yo pienso que no funciona y que ha sido una política que en 50 años ha demostrado, como lo demostró en su momento el bloque socialista, que no funcionó. Y entonces las cosas cuando no funcionan yo creo que deben ser cambiadas.
Es un tema muy delicado aquí en Cuba y me imagino que en Estados Unidos también, pero bueno a mí me parece que, esa es mi conclusión, y además es un... El gobierno cubano utiliza para colmo el bloqueo para hacer un discurso del país víctima, el país rodeado, el país acosado por el imperio, y eso a mí me parece que ha sido muy perjudicial para la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba.
Pero yo sé que eso no está dentro de las manos de Obama; él no puede hacerlo porque él no es un dictador, es un presidente.

Hay moment... a ver, porque no es... los momentos difíciles han tenido sus altos y bajos ¿no? Está la tensión de la conexión siempre. Más o menos yo he logrado mantener el blog, pero por ejemplo cuando tengo videos para subir se vuelve muy agónico.

Pregunta: ¿Por qué, demora mucho?

Demora mucho o algo pasa y entonces todo se interrumpe en el 90 % y hay que empezar de nuevo desde el principio. Esos son momentos muy difíciles, pero también está difícil cuando... ha sido duro cuando yo me he movido del blog hacia la calle.

Pregunta: ¿Cuándo qué?

...cuando me he movido del blog hacia la calle, cuando he salido a la calle. Creo que han sido los momentos para mí de pruebas más duras ¿no? donde he sentido mucho miedo, yo soy muy miedosa. La gente cree que yo soy valiente pero eso no es... eso no es así. Y por ejemplo marchar con las Damas de Blanco para mí fue un momento... era como una mezcla de demasiadas sensaciones. Era mucho miedo, a la misma vez mucho orgullo, mucha alegría de estar con ellas. Fue una cosa muy mágica. También cuando el arresto el 6 de noviembre, que nos arrestaron a Yoani, a Orlando y a mí, fue brutal. Fue brutal sobre todo porque yo me quedé sola. Es decir yo me quedé en la patrulla y a Yoani y a Orlando se los llevaron en un carro de la Seguridad con chapa particular. Y yo sabía que ellos estaban mal, y que yo en la patrulla era la que estaba bien. Y eso era una... era una sensación de opresión, de impotencia muy fuerte porque no podía hacer nada, solamente podía esperar a que ellos me llamaran porque no había manera de que yo pudiera saber donde ellos estaban.
¿Como culpable? No, es una cosa... Yoani escribió en aquel momento un texto que se llamaba La culpa de la víctima que a mí me gustó mucho, porque yo durante mucho tiempo tuve una sensación de culpa hacia lo que había pasado. Yo no entendía por qué yo me había quedado, es decir por qué me llevaron a mí para la patrulla y a ellos no. Es una cosa muy rara cuando uno sufre la represión a veces el cerebro hace conclusiones absurdas ¿no? que son un poco dañinas.

Bueno yo estaba twitteando. Mandé unos twits absurdos que no se... hubo uno que no se entendía; pero fue lo único que se me ocurrió. Entonces no hablé nada. Después cuando arrancó la patrulla que pararon en una estación, y entonces un hombre de la Seguridad del Estado se montó conmigo en el carro. Y él me insultaba; todo el tiempo me insultaba pero eso a mí no me... a mí no me afectaba. Yo estaba preocupada, muy preocupada por los otros ¿no? También estaba mi... Ciro estaba en la manifestación. Yo no sabía dónde estaba, es decir yo no sabía si había llegado. Tenía el cerebro así como que iba muy rápido.

Eso es un miedo que siempre está presente ¿no? pero a la larga uno aprende a vivir con él. A vivir con él en el sentido de mantenerlo en, como se dice aquí en Cuba low lever, y que no sea una obsesión ¿no? Es decir: yo pienso que puedo ir, pero creo firmemente que no voy a ir.

Cuba es... Desde que yo nací (yo nací en el año 83), hasta que yo cumplí 26, 25 años, yo no tuve conciencia de que realmente había personas que estaban haciendo algo para cambiar las cosas. Es decir yo me sentía mal, yo era muy contestataria, yo tenía muchas cosas que negaba del sistema, yo no creía en los líderes, yo no creía en el concepto de la revolución y así todas las personas que estaban a mi alrededor. Pero yo no era consciente de que había gente que en realidad estaba tratando de cambiar eso. Y yo creo que eso es lo que pasa ¿no? En 50 años han destrozado la conciencia social y la sociedad civil en Cuba. Y es como un proceso de renacimiento; todo tiene que empezar desde el principio y eso va a ser muy difícil. Para colmo la situación política sigue siendo la misma, es decir nada ha cambiado. Es decir que tenemos que renacer sin que las condiciones se den, porque las condiciones parece que no se van a dar; y eso marca la diferencia. No es que yo sea pesimista pero sé que va a ser difícil.

Yo la verdad, la verdad que me divertí mucho. Yo estaba súper contenta porque una de las cosas que a mí me parecía que me estaban dando cuando él se retiró era el derecho a verlo llegar al final. Es decir de verlo, verlo ahí, para hacer lo que yo quiera: para reírme, para llorar, para apagar el televisor... no sé. Ese derecho yo sentí que se había perdido y yo pensaba que el final iba a llegar y ya, no lo iba a ver nunca más ¿no?.
Y no fue así, entonces volvió con lo de la tercera guerra mundial, que es muy gracioso ¿no? como que tiene una idea fija. Para mí ha sido como perfecto, yo estoy muy contenta porque yo creo que ha sido un error ¿no? de las personas en el Comité Central que se ocupan de su imagen. Yo me pregunto las razones por las que él ha vuelto a salir, y supongo que es que sea una manera del gobierno de decir: “Nada ha cambiado, todo sigue igual”. Pero en realidad no todo sigue igual, no todo sigue igual porque su mente no sigue igual. Y cada vez que lo ponen todo el pueblo de Cuba puede corroborar que su mente no está bien. Y entonces pues a mí no me afectó, yo no me puse triste ni nada. Además de todas maneras él estaba ahí ¿no? con las reflexiones...
A mí... yo no creo que él sea una pieza importante... Es decir, a ver, voy a tratar de... Él ya no es el sostén del sistema; el sistema se sostiene por todo lo que se creó a lo largo de bueno pues de medio siglo. Entonces el hecho de que él salga o no, no quiere decir, no quiere decir que haya... que haya más fuerza para mantener las cosas sino todo lo contrario: el hecho de que él salga significa que ellos necesitan volver a la imagen, volver a la fuerza de su nombre y de su persona para que la gente crea que todo está bien. Es decir que él está en el televisor solamente quiere decir que las cosas están muy mal y que allá arriba hay mucho miedo.

¿Allá arriba? No, yo creo que no, que no, que no está bien. Es decir tienen que haber... Evidentemente Cuba... No es la sociedad civil ni la gente en la calle las únicas que saben que las cosas tienen que cambiar. Allá arriba tienen que haber personas dentro del partido y dentro del Comité Central que saben que las cosas tienen que cambiar, pero están en la máquina del poder. Están envueltos en la rueda y no pueden salirse de los carriles. Pero ellos saben que tienen que cambiar porque no se puede seguir sosteniendo.

Bueno Cuba es el país con menos conectividad a Internet del hemisferio occidental; y además de eso es un país desnudo en tecnología. Es decir, ahora hace algunos años es que empezaron a llegar por ejemplo los teléfonos celulares. Durante mucho tiempo para los cubanos fue ilegal tener un teléfono celular, pero de todas maneras las personas encontraban la manera ¿no?: iba un extranjero, sacaba el celular a su nombre, se lo daba al cubano, bueno pues el cubano seguía usándolo. Así ha funcionado con casi todo, así funciona igual con las cuentas de Internet, así funciona con todo. Siempre hay una manera alternativa de acceder. Pero de todas formas fue inevitable porque el siglo XXI avanza y hubo… yo creo que el gobierno cubano se vio obligado ya pues a abrir por lo menos en el caso de los celulares y de las computadoras el derecho a que los cubanos no solo las tengan sino que puedan acceder a comprarlas o a tenerlas legalmente; es decir con papeles, con la propiedad a nombre de la persona. Eso no hizo que mucha más gente tuviera computadora pero sí celulares. Los celulares aumentó mucho la cantidad y poco a poco, cuando ya tú tienes la tecnología en la mano, pues el uso es inevitable. Lo empiezas a usar para todo: para mandar mensajes a veces a los amigos pero también ese celular es un receptor de noticias y un emisor de noticias. Y así se ha ido creando una red; una red completamente espontánea de noticias que se van pasando, y la gente se va enterando por SMS de lo que está pasando. Y con el correo sucede lo mismo.
Ha habido incluso antecedentes ¿no? Entre los intelectuales hubo una cosa que se llamó La guerrita de los emails. Fue un email que mandó, si no me equivoco un escritor, y entonces muchas personas del medio de la cultura empezaron a responderle. Todo eso fue en la Intranet cubana, y se armó un debate, fue el primer debate real; real, real. Salido de la sociedad civil, sin que nadie mandara, sin que viniera un ministro y dijera: “Bueno ahora vamos a hablar de lo que no nos gusta”. No, no; surgió así espontáneo.
Y eso pasa todo el tiempo, y está fuera de control. Yo creo que la tecnología… No soy una fanática, hay gente que cree que la tecnología es mágica ¿no?, por ejemplo lo que pasó en Irán con twitter, mucha gente se decepcionó: “no, pero esto no era lo que yo creía” El problema es que la tecnología es una herramienta; nosotros somos los que tenemos que hacer que esa herramienta funcione. Si nosotros no hacemos que la herramienta funcione ella no puede hacer nada, ella no es autónoma, ella depende de un humano que esté detrás de ella. Y yo creo que sí, que la tecnología es la herramienta, somos nosotros los que todavía no hemos aprendido a usarla en su totalidad.

Sí el costo es prohibitivo, eso está… es decir una hora… los cubanos como… es decir los ciudadanos cubanos no tienen derecho a tener una cuenta a su nombre; no es un derecho. Es decir yo… en el centro donde venden cuentas de Internet yo voy y digo que quiero sacar una cuenta de Internet y me dicen que no hay. Ellos no te dicen nunca que no tienes derecho, te dicen que no hay, pero si va un extranjero para él si hay; un extranjero residente además. Y bueno la otra opción que queda son los hoteles donde cuesta de 6 a 10 dólares conectarse en dependencia del hotel, en dependencia de la red. Si es wiles es más caro, si es en las máquinas del hotel es más barato pero bueno oscila entre esa cantidad: entre 6 y 10. Qué sucede, que como te decía ahorita todo esto se relativiza a partir del momento tal en que esa misma oferta existe en el mercado negro; la misma.

Pregunta: ¿Sí?

Sí. Tú entras a un sitio que se llama Revolico.com y pones ahí Internet, y te sale una lista así de este tamaño de cuentas de Internet que la gente vende. Que son… yo no sé ni de dónde salen ¿no?. Y bueno así se conectan muchas personas. También, una persona que tenga Internet no es como… porque es una visión un poco diferente ¿no? Internet como que está… Cada uno es un usuario yo supongo allá afuera ¿no?. En tu casa tú tienes tu cuenta; a ti no te puede pasar por la mente que tu cuenta sea la cuenta de tu vecino ¿no? y del vecino de tu vecino. Y entonces aquí sí funciona así.
Una persona que tenga una cuenta de Internet como mínimo van a haber 15 que van a él. Que van a él a ver el correo… Es decir, cada persona que tiene una cuenta tiene la posibilidad de potenciar el acceso. Se vuelven emisores de información y se vuelven por supuesto promotores del uso, porque los amigos llegan y la usan.

Entrevistador: Buen dinero para ellos.

No, hay alguno que la vende pero hay otros que no; hay otros que lo hacen simplemente de favor ¿no? “Hay déjame revisar el correo en tu casa” Y lo hacen. Y siempre porque uno tiene amigos y los amigos no tienen, entonces el amigo llega. “¿Hay me puedes dejar?” Así lo hago yo mucho, mucho.
Es decir muchas de las veces que uso el Internet es gracias a los amigos por que no siempre me puedo pagar las horas en el hotel; son extremadamente caras. Es decir funciona de esa manera: primero hay un mercado negro, y después por cada persona que compra una cuenta de Internet en el mercado negro habrán mínimamente 10 personas que van a usar su cuenta.
Eso funciona de esa manera. Es muy... es como... es solidaridad ¿no?

No comments: