Wednesday, February 15, 2012

Jesús Arboleya (part 1)

Transcript of interview with Jesús Arboleya. See video.

Bien, eh, si uno lo mira a partir de los resultados los cambios son, realmente eh, eh pocos significativos, o sea Obama en la práctica lo que ha hecho es eh, algunas medidas, de, o sea, regresar prácticamente a la política que Clinton desarrollaba respecto a Cuba en lo que se refiere a los viajes el intercambio académico y ese tipo de cosas, no se aprecia una, una voluntad del Presidente y del gobierno en general por transformar realmente la política cubana.

A pesar de que habían muchas expectativas cuando Obama tomó la presidencia por las propias declaraciones que Obama hizo, sobre todo en la Quinta Cumbre Iberoamericana, donde América Latina prácticamente, eh a pesar de que no era, no estaba ni en la agenda se convirtió en el centro de la reunión, y Obama declaró allí la posibilidad de un nuevo comienzo en las relaciones hacia Cuba, etc.



Tengo la, la impresión de que la política que Obama está siguiendo en estos momentos, es dejar que sean los grupos interesados en el cambio de relaciones los que presionen al Congreso y si cambia la correlación de fuerza en el Congreso a favor de esos cambios por lo menos este gobierno a diferencia del gobierno de Bush no amenaza un, con vetar ese proceso o sea que lo que está reaccionando un poco a lo que, que haga precisamente el Congreso al respecto y la posición de la Administración ha sido, una posición reactiva, ante, ante eso.

De todas formas yo creo que tenemos que tener en cuenta, una, que Obama no tiene vínculos orgánicos con las fuerzas de derecha que han impulsado una política muy elegerante para Cuba y eso determina que si bien no hagan cambios a favor, tampoco desarrolla iniciativas para eh, aumentar las tensiones, esa yo lo establecería como una diferencia.

Las políticas que sin embargo se están aplicando respecto al bloqueo y toda esa serie de cosas, no hacen más que dar continuidad a las políticas que existían por esta misma filosofía de dejar las cosas como están, hasta que otros sean las que la cambien.

Ahora también tenemos que tener en cuenta de que esa burocracia gubernamental funciona muchas veces al margen del poder ejecutivo para controlarlas, el tema cubano obviamente no es una prioridad en la agenda de Obama en estos momentos donde tiene el mundo en llamas prácticamente y la propia situación interna del país en crisis.

Y por lo tanto yo creo que eso le da determinada autonomía para que órganos como el Departamento de Estado o el Departamento del Tesoro funcionen a partir de la inercia que le impongan los burócratas establecidos en esos lugares y esos burócratas si son gente intimadamente relacionadas sobre todo con la extrema derecha cubano americana, y han sido los ejecutores de la, de la política preconizada, por estos grupos hace muchos años.

Por lo tanto el balance yo diría de lo que deberíamos ver, eh en el caso de Obama, yo lo ubicaría en un criterio de que dé un poco ecléctico de que no es mejor, pero tan poco es más malo, o sea se ha mantenido; yo diría con, con algunos cambios como es este mismo problema del contacto pueblo a pueblo, etc.
Aunque todo eso también va teñido por una retórica que lo que hace es darle una connotación subversiva a eso, a esos contactos, de forma tal de que lo que estamos es regresando en ese sentido al famoso Carril dos de la Ley Torricelli que se justifica por eso.

Todo eso crea un problema, eh, eh, eh respecto a la posibilidad de un dialogo con Cuba, o sea, en muchos sectores, incluso sectores liberales norteamericanos, se parte del criterio de que para avanzar esa política hay que usar los mismos argumentos que la derecha.

Pues se parte de la idea que lo que hay que decir es que los contactos pueblo a pueblo van a derrocar al régimen mejor que la política agresiva de la extrema derecha, sin tener en cuenta de que eso obviamente provoca una reacción en Cuba.

Si tú estás diciéndome que esto es el abrazo de la muerte obviamente, yo voy a tratar por todos los medios de no abrazarme contigo y eso por lo tanto genera una, una mantiene sobre todo un estado, un nivel de incomunicación muy grande y un nivel de sospecha muy grande hacia todos los procesos de acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos.

Eso se achaca muchas veces a la intransigencia de determinados sectores en Cuba, pero en realidad, lo, lo la esencia del problema es que hasta de una forma de expresa, esos contactos están avalados por un criterio eh, eh contrarrevolucionario respecto a Cuba, por lo tanto eso provoca ciertas reacciones.
Esa es más o menos, no sé, si con eso completo la idea de lo que yo me hago de lo que está ocurriendo aquí, habría que ver, que hay dos variables que yo creo que van, que pueden influir en este proceso.

Una es la variable de cuan efectivos sean los esfuerzos por mejorar las relaciones en Cuba y ahí tendríamos que, que incluir a ciertos sectores de la sociedad Norteamérica interesados con negociar con Cuba como es tradicionalmente los agroalimentarios por ejemplo y parte de la industria turística, tendríamos que agregar nuevos intereses vinculados a la exploración petrolera en Cuba, donde ya se están dando, eh debates interesantes en el seno de la sociedad cubana.

Habría que incluir a los sectores liberales y de izquierda que tradicionalmente han promovido esos contactos desde una visión de la libertad de los norteamericanos para viajar y tener contactos con quien lo decidan, una libertad incluso avalada incluso por la propia constitución de los Estados Unidos.
El otro elemento a favor de eso dentro de esta, de esta primera variable seria las propias transformaciones que están ocurriendo en la comunidad cubana – americana, la llegada de nuevos emigrantes,la, el peso que estos emigrantes cada día tienen en la comunidad, aunque todavía eso no tiene una expresión política eh, eh concreta, o sea no lo hemos encontrado, es difícil prácticamente encontrar, eh, eh movimientos que reflejen las posiciones de estos grupos, el impacto de estos grupos es todavía considerable en lo que es el Balance Político de Miami, a penas el veinte por ciento de ellos están en capacidad de votar y muchos son los que ni siquiera votan, y por lo tanto todavía estamos en un proceso en cierne, con relación a esos.

La otra variable que yo creo que tendremos que tener en cuenta es que va a pasar después de estas elecciones o mejor dicho que va a pasar en las próximas elecciones y en qué condiciones, si Obama se reelige en qué condiciones se reelige, si va haber una reversión de los cambios que ganaron los republicanos en estas elecciones parlamentarias pasadas, o si esa, eh mayoría se va a incrementar, creo que todavía es muy pronto para saber exactamente qué es lo que va a pasar en las elecciones.

Parece que Obama está siguiendo una política parecida a la de Clinton que es gobernar con la agenda de sus enemigos y le ha ido bien, ha mejorado su, su ranking en la opinión pública norteamericana cuando se está mostrando duro y cuando actúa en función de muchas cosas que en definitiva contradicen su campaña electoral, pero, eh, habría que ver también si él puede garantizar el voto que garantizó de ciertos sectores de la sociedad norteamericana que obviamente se sienten traicionados por su ejecutorio, Si gana ver entonces que va a pasar con lo demás, o sea, cual va hacer el balance de fuerza de esto.
Como ya te decía no creo que él tema cubano sea lo más importante y no es lo más importante porque ni siquiera América Latina es lo más importante, o sea, yo creo que también en la medida en que aumente el interés por América Latina en la política exterior de los Estados Unidos algo que tendrán en algún momento que considerar, porque en realidad la región se ha convertido en estos momentos en el, en el principal foco de confrontación con la política norteamericana en el mundo, en la medida que eso ocurra el tema de Cuba alcanzará, eh, eh mayor importancia o por lo menos una importancia relativa dentro del contexto de la política norteamericana.

Mira aquí tendríamos que empezar por, por considerar, por analizar qué es lo que en Estados Unidos se considera sociedad civil en Cuba, o sea para los Estados Unidos, para importantes sectores, yo diría, es no solo del gobierno, sino de la opinión pública norteamericana, eh, en Cuba prácticamente no existe sociedad civil, si esa no es la sociedad de los disidentes.

Con eso lo que se están es enajenado precisamente a toda una serie de debates que están ocurriendo actualmente en el país respecto ah, al, no solamente al modelo económico, sino también respecto a toda una serie de consideraciones que tienen que ver con el futuro cubano que son, que es un debate muy rico en toda sus partes aunque desgraciadamente la, soy consciente de que la prensa cubana no ha sido capaz de reproducirlo tal y como debiera y como debiera hacerlo y entonces los que concentran sus esperanzas es en estos llamados disidentes, los disidentes es un grupo absolutamente marginal en Cuba, cualquiera que salga ahí tú con un micrófono, tú te pones a preguntarle quienes son los disidentes y malamente alguna gente te va a poder mencionar alguno, o sea, porque además esos disidentes no tienen una agenda alternativa para Cuba, o sea las alternativas para Cuba se están discutiendo en el seno del pueblo, en el seno de esta sociedad civil que es desconocida en los Estados Unidos y que incluye incluso al Partido Comunista de Cuba, dentro de propio Partido Comunista se están dando muchas discusiones respecto a esta problemática.

Ese dinero por lo tanto lo que ha hecho simplemente tratar de alimentar la existencia de una contrarrevolución que tiene muy poco peso, en la vida política del país y tiene muy poco peso por varias razones.

Una de ellas es por lo que te decía, o sea, ninguna de esa gente, uno lee lo que proponen para el país y uno se da cuenta que no tienen ni idea, lo más que pueden hacer es criticar algunas cosas, pero sin tener una alternativa de solución, eh para ella.

La segunda porque esta es una, eh, eh, se trata de personas muchas veces con, ah, eh con antecedentes, eh, eh pocas, poco respetables, gente que, eh muy pocos tienen un aval que sostenga esas posiciones, por lo general se trata he, de gente bastante oportunistas que lo que ha encontrado en esto es un medio de vida y precisamente por eso por encontrar un medio de vida a partir del financiamiento norteamericano. Esa gente lo que está ocurriendo es que prácticamente se deslegitiman desde el punto de vista de un Proyecto Nacional, hay que tener en cuenta de que la Revolución Cubana es el fruto precisamente de la confrontación histórica de Cuba con los Estados Unidos.

Y por lo tanto nada que parezca un retorno al modelo neocolonialista existente en Cuba va a tener el apoyo de la mayoría de la población incluso por aquellas personas que ni siquiera son comunistas, ni defienden el, el socialismo como sistema hay un criterio nacional, de soberanía nacional que nadie puede negar que la Revolución ha afianzado porque si de algo se puede, a este país se le puede criticar de muchas cosas, pero de lo único que no se le puede criticar es de no ser independiente, ha sido independiente hasta el suicidio prácticamente, entonces por lo tanto eso es algo que está enraizado en la conciencia popular, forma parte de nuestra, de nuestro pensamiento político histórico, de nuestra identidad y por lo tanto el hecho mismo de vincularse a Estados Unidos de empezar a recibir dinerito de Estados Unidos para vivir para ir a la Shopping y comprar en las tiendas y tener una vida mejor sin trabajar, no es realmente una plataforma a partir de la cual se puede construir una oposición eh, con respecto al caso cubano.

Por lo tanto yo lo que creo es que todo esto, toda esa cantidad de dinero lo que hace es no más que alimentar a, a toda una serie d elementos que han encontrado en la contrarrevolución una forma de vida, desde el año cincuenta y nueve.

Si nosotros nos ponemos a analizar lo que ha sido la contrarrevolución, en no solamente en Cuba, en Estados Unidos vamos a encontrar que mucha gente lo que ha hecho es vivir de ella y eso explica porque no quieren cambiarlo, porque en realidad el día que desaparezca ese nivel de ligerancia, lo que va a ocurrir es que mucha gente se va a quedar sin trabajo, o sea que ya no están aptos para otro tipo de contienda o de confrontación.

Por lo tanto ya te digo que la imagen que yo tengo es que salvo en el exterior que se potencian una serie de blogueros ahora, se ponen de moda o se ponen de moda las Damas de Blanco porque son diez o quince mujeres que salen vestidas de blanco y dan vuelta por la Habana.

Comparado con lo que está ocurriendo en el mundo, debiera ser un chiste, sino fuera algo dramático, y si detrás de ello no se escondieran otras, otras, eh intenciones, no creo que nadie realmente objetivo pueda pensar que una muchachita que se coge un blog y tú tienes un blog y tú sabes que jamás tú te vas a ganar el premio Ortega Gases un poliset, o algo por el estilo escribiendo en tú blog , esa no es la…. y sin embargo decenas de miles de dólares ha obtenido esa muchacha como premio por encima de toda una serie de intelectuales, periodistas súper capacitados que existen en Cuba e incluso fuera de Cuba que eh, eh que tendrían muchos más méritos que esos.

Todo esto forma parte de algo evidentemente fabricado y como todo lo fabricado esa teoría que tú puedes engañar a parte del mundo y puedes engañar a todo el mundo una parte del tiempo, por lo que no puedes hacer es engañar a todo el mundo todo el tiempo, a la larga lo que va es a llevar a el desastre a este proceso como han ocurrido otros, o sea, yo creo que esto han sido intentos casi desesperados, por mantener viva la idea, de la contrarrevolución en el país, cuando la realidad de Cuba apunta a hacia una dirección que no es esa.

No comments: