Friday, February 24, 2012

Jorge Luis García Pérez, a.k.a. Antunez


Transcript of interview with Jorge Luis García Pérez, also known as Antúnez. See video.

Sí. No, yo pienso que el gobierno de Barack Obama debe prestarle más atención a la situación de derechos humanos en Cuba. Nosotros hemos tenido una tradición de una solidaridad, de un apoyo constante por parte del gobierno de los Estados Unidos para con la causa de la libertad de Cuba; específicamente los gobiernos republicanos, como fue el caso de por ejemplo del anterior presidente George Bush, quien mantuvo un sistemático contacto con la…

Incluso conversó, se acercó a los opositores, tuvo contacto con familiares de estos y esto realmente es un motivo de aliento para la oposición. Nosotros consideramos de que bueno Barack Obama es un buen presidente, tienen las mejores de las intenciones, pero nosotros creemos que él puede acercarse más a los que luchan por la democracia en Cuba y debe tener pronunciamientos más claros, más abiertos y más fuertes referentes a los demócratas cubanos.



Bueno, nosotros precisamente la ayuda ¿no? hemos recibido ayuda de manos solidarias del exilio ¿no? manos solidarias que nos han ayudado como por ejemplo el Proyecto Auxilio y otras tantas gestiones importantes que se han hecho allí en el exilio en coordinación con la oposición y hemos recibido ayuda por parte… Gracias a esas ayudas hemos podido sobrevivir porque como todos sabemos bueno, los opositores somos personas que nos... marginados laboralmente, no tenemos trabajo, nos expulsan de los centros de trabajos, no son personas confiables para el régimen y verdaderamente estas ayudas nos han ayudados a vivir, nos han ayudado a sobrevivir. Porque son muchas las dificultades que hay en nuestro país sobretodo para movernos de un lugar a otro o para visitar familiares y gracias a estas gestiones bueno se nos ha hecho la vida más fácil.

Mira, yo por ejemplo, yo estuve en prisión 17 años y 38 días y las autoridades cubanas emplean un método, además del rigor de la prisión, además de la celda de confinamiento y demás ellos han ideado el destierro, es decir, ubicar al preso en la provincia más lejana que tenga. Por ejemplo mi caso en específico en el año 97 a mí me trasladaron para la provincia de Guantánamo y recuerdo que cuando los oficiales de la policía política que había allí me dijeron: “mira, Antunez, te pedimos para Guantánamo porque es la provincia más lejos que tienen, si en Cuba se hace otra provincia más lejos que esta, te llevamos para esa provincia”. Entonces imagínese los viajes a Guantánamo, estuve en Camaguey, estuve en el Combinado del este, estuve en Ariza (en Cienfuegos), y en todas las prisiones más lejanas y de mayor rigor estuve. Ellos precisamente hacen esta situación, alejan al preso para castigar a sus familiares, porque ellos no se conforman con la sentencia, ellos agregan, ponen como complemento el sufrimiento de la familia.

Bueno yo entré a la oposición… yo cuando caí preso (cuando yo ingresé a prisión el 15 de marzo del año 90) todavía yo no militaba en ningún grupo de oposición. Conocía de algunos grupos que existían, conocía de algunas figuras históricas de la oposición, pero todavía no estaba… Yo, el día 15 de marzo del año 90 alrededor de la seis de la tarde en la plaza de la revolución allá en Placetas que se llama Plaza 20 Aniversario, de manera espontánea, estaba hablando Raúl Castro (cuando eso Raúl Castro todavía no era Jefe de Estado), estaba efectuando el llamamiento al IV Congreso del Partido y había un grupo de personas unidos en la Plaza y yo por iniciativa propia comencé a gritar allí en la tribuna de que el comunismo era un error, una utopía, que Cuba necesitaba reformas como las que se estaban efectuando en aquella época en Europa del Este y Oriental. Entonces… y bueno allí en la prisión, después en la prisión me sancionaron nuevamente por otros delitos también políticos, por la labor contestataria, la labor de denuncia y demás y bueno a partir de ahí fue cuando yo comencé mi vida en la oposición como militante, la parte militante mía comenzó en la prisión.

Sí, es extremadamente difícil, pero bueno la justeza de la causa y la nobleza de la causa que defendemos, el compromiso que tenemos con las ideas ¿no? con los presos que quedaron tras las rejas y la satisfacción del deber que se cumple cuando uno lucha por una causa justa, creo que esas son las razones que nos dan fuerza.


Usted puede estar seguro que la vida de un opositor y sobretodo la vida de un prisionero político es mucho más difícil de lo que se pueda decir, es mucho más difícil de lo que se pueda imaginar porque es una represión constante. Mira el caso por ejemplo el caso de nosotros, de mi esposa Ingrid Pérez Aguilera y yo, la represión contra nosotros es cotidiana, es diaria.

Ella por ejemplo, hace apenas unos días fue arrestada violentamente, le provocaron… en estos momentos ella tiene una neuritis intercostal que la represiva de ahí de Villa Clara la golpeó porque ella intentaba trasladarse hasta Santa Clara, al obispado y entregar allí una carta al cardenal, o sea tramitar una carta al cardenal Jaime Ortega.

Nosotros por ejemplo hemos sido reprimidos por intentar…comprando alimentos, nuestros viajes son una verdadera odisea por ejemplo cuando vamos a casa de Marta Beatriz en la Habana, cuando vamos por ejemplo a casa de Yoani Sánchez, cuando vamos por ejemplo incluso a la Oficina de Intereses, por ejemplo cuando ella incluso visita a su mamá, las personas que viven ahí, o sea su mamá y las personas que le dije saben, avizoran nuestra llegada, lo saben por el operativo desplegado que hay desde horas antes de nosotros llegar.

A nosotros por ejemplo hemos estado caminando por las calles de la Habana, han llegado carros particulares, con chapas particulares, nos han arrestado, nos han montado dentro del auto, nos han golpeado y nos han llevado para Villa Clara. Allí hemos sido confinados en calabozos dos, tres días y verdaderamente es una vida bastante difícil. Yo estoy convencido de que lo que pretende el régimen con esto es aislarnos, aislarnos de la oposición, aislarnos del pueblo e intentar dar una imagen ante las personas que ven esos arrestos de que somos delincuentes, que somos antisociales.

Pero bueno nos satisface de que el pueblo está viendo lo contrario, que el pueblo sabe que nosotros somos defensores de los derechos humanos, que estamos luchando por la justicia, luchando por sus derechos. Y toda esta represión lejos de amilanarnos, lejos de doblegarnos ¿no? lo que nos está dando más credibilidad ante el pueblo, ante el pueblo que nos mira.

Porque mira por ejemplo a ella la han arrestado, la han golpeado, no han tenido piedad de que es mujer y se han ensañado con ella. Mi casa por ejemplo, yo vivo allá en Placetas en la calle séptima del Sur, número 100, entre José Martí y Primera del Este y nuestra vivienda, las esquinas de nuestra vivienda son verdaderas postas de la policía política.

Allí arrestan al que entra, al que sale, nuestras llamadas telefónicas son controladas, muchas veces nos hacen llamadas falsas para consumirnos el dinero que tiene el móvil, otras veces para desestabilizarnos. Verdaderamente son situaciones que son difíciles, pero bueno ya nos hemos acostumbrado a llevarlas y verdaderamente las llevamos con bastante… mira en esto momentos mismos que estoy hablando con usted nosotros hemos hecho algunas diligencias aquí en la Habana y tenemos un Lada, incluso tenemos hasta la marca del Lada HFA554, un Lada rojo constantemente persiguiéndonos.

Nosotros por ejemplo a veces salimos por la botella o a la Terminal y nos cae ese Lada atrás, detrás de nosotros hasta que nosotros nos montamos en una guagua, que ellos no están seguros que ya salimos de los límites de la Habana ellos no se retiran. Incluso mira tenemos personas, incluso elementos ahora detrás de nosotros que trabajan para la Seguridad del Estado pero son personas que son borrachos, de una apariencia desagradable, mal vestidos, personas groseras… es un hostigamiento verdaderamente sui generis.

Sabemos que hay un ambiente represivo a lo largo y ancho del país, pero usted puede preguntarle a cualquier opositor en cualquier lugar si alguien es más perseguido que nosotros, creemos que en este caso no hay más personas… Nosotros por ejemplo hemos sido arrestado… por ejemplo mira hace un tiempo estábamos aquí, en un lugar aquí en Lawton, en el reparto Lawton; llegamos allí y la seguridad del estado comenzó el rumor por toda la vecindad de que allí había un violador, de que allí había un preso, un prófugo que había violado a un niño.

Incluso pusieron fotos de nosotros en el barrio para justificar el arresto. Hace poco también en Holguín hicieron lo mismo para justificar el asalto a la casa (asaltaron la casa y se llevaron presos a todo los que estábamos allí) tuvieron que realizar esos tipos de comentarios también. Es decir nosotros por ejemplo en la provincia de Holguín, en la provincia de Santiago, en Camagüey, en muchas provincias de Cuba, cada vez que se nos arresta se nos dice que nosotros no podemos ir. Ahora, ¿por qué nosotros no podemos ir y por qué pueden ir otros? Porque como les decía Martha: nosotros somos opositores que promovemos la desobediencia civil, promovemos la resistencia cívica como método de lucha. Nosotros consideramos que la oposición tiene que visualizarse, pensamos que el escenario idóneo de lucha es las calles y que allí en las calles es el espacio que nosotros tenemos que ganar.

Nosotros por ejemplo realizamos manifestaciones; nosotros por ejemplo hacemos plantones pacíficos frente a las prisiones en apoyo a cualquier preso, sea de oriente, sea del centro, sea del occidente; nosotros por ejemplo nuestra vivienda, la fachada de nuestra vivienda tiene letreros antigubernamentales sobre todo a favor de los presos políticos; nosotros apoyamos mucho las diferentes huelgas de hambre de Reina Luisa Tamayo Dánger la madre de Orlando Zapata Tamayo, apoyamos su huelga, apoyamos sus otros clamores. Hemos ido a otras prisiones, otras provincias a realizar este tipo de ... Ellos por ejemplo temen, ellos están mostrando una debilidad, una debilidad muy palpable y es que le temen a las personas que hacen resistencia en las calles.

Nosotros nos trasladamos de un lugar a otro del país muchas veces sin recursos en los bolsillos, trasladamos por ejemplo a un grupo de personas. Nosotros hemos probado el sabor de los calabozos, de las celdas de castigo, de un sinnúmero de dependencias del ministerio a lo largo y ancho del país.

Nuestras fotos están diseminadas a lo largo y ancho del país, de la Isla y nosotros persistimos en ese actuar porque creemos en la lucha cívica, creemos en la desobediencia civil pacífica pero frontal. Nosotros diferenciamos los luchadores pasivos de los pacíficos. Nosotros consideramos que un luchador pacífico es el que no hace uso de la violencia ni física ni verbal, es decir nosotros.

Pero consideramos que una persona pasiva es la persona que espera que otros hagan lo que tienen que hacer. Y nosotros estamos hablándote de nosotros ¿no?, consideramos que a lo largo y ancho del país se está desarrollando una nueva ornada de liderazgo opositor, están descollando figuras jóvenes, mujeres, guajiros que están realizando verdaderos actos de proezas. Ejemplo de ello fue bueno los funerales de Orlando Zapata Tamayo que aunque algunos no pudimos ir, otros fueron allí, hicieron acto de presencia, le brindaron solidaridad; los funerales de Gloria Maya; cuando por ejemplo Marta Beatriz ha tenido que irme buscar allá al interior del país porque nos han golpeado.

En una oportunidad viajábamos con un niño de cinco meses de edad, de cinco meses de edad. Pedro Luis Boitel Rivera Yánez, hijo de Idania Yánez Contreras y de Alcides Rivera Rodríguez, ellos no tuvieron piedad en el arresto, el niño también recibió golpes producto a esa brutalidad represiva. Nosotros visitamos cualquier casa de un opositor y ya le digo, saben que vamos por el operativo, el fuerte operativo policial.

Yo le digo a usted que nosotros sabemos qué cantidad de combustible tiene que gastar la policía política contra nosotros porque ahora cuando salgamos de esta casa eso es detrás de nosotros dos o tres motos Suzuki, dos o tres carros chapas particulares, eso es hasta que nosotros no salgamos de aquí de la Habana.

Tal vez sea también porque ellos no saben lo que vamos a hacer. Nosotros apoyamos a todas las organizaciones, apoyamos a cualquier situación que haya en el país, presos sobre todas las cosas, familiares de presos.

Yo milito el Presidio Político Pedro Luis Boitel, que es una organización que fundamos en el año 95 en la prisión Kilo 8. También milito la Coalición Central Opositora, que es una entidad civilista que agrupa a los principales grupos y organizaciones que allí en la región central promueven este tipo de lucha.

Y ya le digo nosotros… está habiendo mucha represión, muchas veces los medios de prensa destacan la parte represiva nada más, pero es bueno destacar que paralelo a esta represión hay un incremento del activismo opositor a favor de los derechos humanos.
Bueno, primeramente no considero que Estados Unidos no esté apoyando a la oposición. Ha sido una política tradicional del gobierno norteamericano el apoyo moral, la solidaridad con el movimiento opositor.

Nunca lo ha dejado de hacer, ahora en mi criterio particular que durante la administración por ejemplo del presidente anterior George Bush lo hacía de manera más abierta, sentíamos ese calor solidario más de cerca, era evidente. Nosotros pensamos que en la medida que se acreciente no solo el apoyo de los Estados Unidos sino de cualquier país del mundo, va a ser en el fortalecimiento de la oposición.

Y pensamos que cualquier flexibilización en la política de los Estados Unidos… por ejemplo yo soy firmante, coautor, de la resiente carta que hace unos días nosotros enviamos al… bueno hace unos días, hace varios días que un grupo de 74 opositores, mejor dicho disidentes enviaron una carta al Congreso de los Estados Unidos pidiéndole que eliminaran ciertas restricciones que le impiden a ciudadanos norteamericanos viajar a la isla.

Nosotros respetamos el criterio de cada cual, de ellos; nosotros hicimos una carta paralela a esa en que nosotros exponemos nuestros puntos de vista contrarios a eso. Nosotros consideramos primeramente que no es práctico, incluso no es justo que nosotros vayamos a darle más prioridad, o sea que nos preocupemos porque los Estados Unidos le elimine esa facilidad (que es un derecho allí en esa nación) a sus ciudadanos, cuando nosotros aquí en Cuba somos rehenes de la dictadura, somos los únicos ciudadanos en el mundo, muy pocos ciudadanos en el mundo que tenemos que pedir permiso para entrar y salir de nuestro propio país, que necesitamos de una carta blanca.

Por otra parte también consideramos que toda flexibilización con el régimen de la Habana, en este caso el comercio y los viajes, lo que va a oxigenar el aparato represivo y nunca ha estado probado… Cuba tiene comercio con un sinnúmero de países y nuestro país lo están visitando turistas de diferentes… y nunca el turismo ha sido ni será un factor del fortalecimiento económico de la oposición.

Nosotros pensamos que la libertad de Cuba no va a llegar (como dijimos en la carta) ni en los labios ni en los bolsillos de ningún turista, la libertad de Cuba llegará en el esfuerzo de los que dentro y fuera luchamos por la libertad de Cuba. Y nosotros consideramos eso, precisamente eso, que el gobierno de los Estados Unidos debe estar consciente en que los intereses libertarios de Cuba, las ansias democráticas de nuestro pueblo están por encima de cualquier interés mercantilista…

Sí, nosotros consideramos que la libertad de Cuba es un asunto que debe y tiene que resolverse entre cubanos. Claro, nosotros necesitamos de la solidaridad internacional y me parece que por ejemplo que la situación que está viviendo nuestro país ahora en relación a la situación de los presos primeramente, después del efecto de la oposición, es de la presión internacional, de la solidaridad internacional. Pero la situación de Cuba tiene y debe resolverse entre cubanos.

Recientemente pude (bueno en las esporádicas visitas que puedo realizar aquí a la Habana porque como ya le he dicho yo soy un eterno perseguido, o sea, siempre me están persiguiendo) pero bueno pude visitar Internet y pude leer de que un cable de la agencia AP había sacado una información de que Juan Almeida Bosque y este servidor habíamos aceptado refugio en la República de Chile.

Bueno yo primeramente quisiera aprovechar esta oportunidad para darle gracias a la cancillería chilena y a todas las personas que pudieron haber hecho esa gestión o que estén interesados en el derecho de viajar de los presos, el derecho y la posibilidad de viajar de los presos y de cualquier opositor. Pero bueno yo quiero ratificar de que en ningún momento he realizado ese tipo de gestión. Que yo sigo enarbolando la consigna que tengo: que ni me callo ni me voy de Cuba, ni me callo ni me voy de Cuba; y que cualquier interpretación, cualquier declaración que diga lo contrario es errónea.

No comments: