Sunday, May 13, 2012

Agustín Valentín

Transcript of interview with Cuban blogger Agustín Valentín. He begins by telling about a man - who he prefers not to name - who helped him become a blogger. See video.

Rápidamente él me brindó la… al otro día me brindó la oportunidad; me dijo “¿Quieres tener un blog?” y le dije: “Pero yo no sé lo que es el blog, yo no sé lo que es Internet, yo no sé ni comunicarme por un teléfono móvil”. Dice: “No importa, ven, decídete”. Y ya entré.

La primera vez fue algo tan… tan emocionante, algo tan impresionante que casi lloré. De verdad que lloré, lloré ahí dentro cuando vi que… Y cuando él me señaló y me dijo: “Mira ese es tu blog” fue algo… que comencé a vivir de nuevo. Vaya renací; fue un renacimiento para mí. Ya entonces me pareció que era... que había llegado de nuevo la juventud. Y así entonces comencé a escribir y a mejorar un poco la técnica porque de verdad que realmente jamás había visto una computadora delante de mí. Él siempre me dio mucho ánimo aunque soy un hombre que cuando se decide a hacer algo es difícil de hacerlo desistir.


Bueno me siento que soy un hombre, lo que no era antes, lo que para mí no era antes. Me siento que soy libre dentro de un país de esclavos. Me siento que… que bueno, que nadie me puede impedir eso: esa libertad que Dios me dio sobre la tierra, que nadie me la puede arrebatar, que es mi derecho y que nadie me lo puede arrebatar. Me siento que, que… como un rey: tengo reinos de palabras, tengo… puedo gobernar; el poder no puede sobre mí. Y eso es sensacional, esa sensación, por lo menos para mí hay que vivirla para saber de lo que estoy hablando y lo que estoy sintiendo.

Terrible, terrible sí, pero siempre tuve la esperanza, siempre escribí. Yo comencé escribiendo para el Consejo de Estado: manuscritos. Es una… fue una… Creo que nací con esa preocupación de la sociedad porque en un final lo que me ha causado problemas. Yo tuve que mi profesión abandonarla por mis ideas. Yo soy maquinista naval, yo soy o era oficial de la marina mercante. Tenía prebendas y privilegios que podía viajar al extranjero, podía inclusive vivir en el extranjero, quedarme en cualquier país pero mi corazón no, no… yo no tuve fuerzas para abandonar Cuba. Por ningún tipo de… creo que por ningún tipo de riquezas yo abandonaría esta patria que la siento dentro porque este pueblo de abajo y de adentro es el que me hace vivir.

No podría ser emigrante, aunque tuviese todas la riquezas del mundo no podría ser emigrante. A mí podrían hacerme emigrante si me encadenan y me sacan y me dejan. Y bueno si no puedo regresar, porque si aún tuviese una posibilidad para regresar la aprovecharía.

Tengo dos horas semanales; dos horas semanales mediante unos amigos que han decidido ayudarme. Debo ser un poco discreto, aunque bueno yo no hago nada oculto, inclusive cuando publico algo lo dirijo al presidente. Le pido de favor que también lea eso porque quiero ser lo más imparcial posible. Es por amor por lo que yo hago esto, por amor a mi patria y a mi pueblo. Creo que si me hubiesen pagado por que escribiera no hubiese escrito, pero sin embargo lo he hecho sin...

Yo el futuro de Cuba lo veo bien difícil. Bien difícil por estas cosas que te digo porque para ser consecuente el 50 por ciento de Cuba quiere emigrar, no quiere enfrentar el problema, no quieren hacerse ciudadanos, no quieren tener responsabilidad social. La voluntad, el Estado ha politizado tanto la voluntad, que ya no hay voluntad para Cuba; son muy pocos los que tienen voluntad para Cuba.

Es terrible, a mí me duele mucho hablar con los jóvenes y escucharlos como... Lo que quieren nada más… emigrar es una meta, una esperanza. Y entonces cuando se consigue es gloria. No entiendo qué gloria puede tener eso; no lo entiendo. Cuando joven sí tuve mis problemas aquí en Cuba, pero qué va no podía. Cuando por ejemplo visitaba México decía: “Me voy a quedar porque Cuba de todas formas…”. Y qué va no, no podía. Sabía que mi Cuba me estaba esperando, mi Cuba me estaba esperando precisamente para eso: por problemas. Si no hubiese problemas en Cuba a lo mejor me hubiese quedado en otro país.

Bueno yo, al triunfo de la revolución… (que yo considero que la revolución nunca ha triunfado, la revolución se ha quedado estática nada más) Y qué sucede que… (tenía solo 5 años, yo nací en el 55, en 1955) creí mucho en la revolución. Yo vivía en el campo, soy de familia humilde, campesinos humilde; vivía en el campo.

Escuchaba los discursos de Fidel y me emocionaba mucho; sin duda fue un hombre con un carisma que impactaba. Creí, eso es lo que más me ha dolido que creí y me considero traicionado. Porque creí que todo aquello era verdad, que aquello de la igualdad, que aquello de la sensibilidad era igual vivía en el campo. Fíjese si creí que a los once años yo estaba haciendo estudios secundarios de décimo grado.

Yo jamás en la vida había probado el agua salada, vivía en un campo, bueno jamás en la vida había ido a la playa. Cuando llegaron allí los marinos y pidieron que la revolución necesitaba que dieran un paso al frente para defender las conquistas de la revolución en la marina de Guerra, nadie, de todos los que habían allí nadie dio un paso; yo di un paso al frente. Y entonces recuerdo cuando me trajeron para la Academia aquí que me lanzaron en el agua salada, que nadé por primera vez y probé el agua salada dije: “Eh pero que salada” y el agua en los ojos ardiendo. Y entonces me dije... Ahí seguí y entonces ahí comencé a comprender ya que todo era distinto a como se decía. Porque eso sí, he tenido algo muy personal: mi pensamiento no lo gobierna nadie; ese lo gobierno yo o no lo tengo.

Bien, todo ha sido... yo lo veo como una manipulación de ambos Estados. Al cubano porque le conviene, al estado cubano le conviene. Hace poco Obama trató de flexibilizar un poco, mejorar ¿Y cómo contestó el gobierno cubano? Con la prisión de Alan Gross y con otras series de medidas un poco sutiles para que no se establezcan las relaciones entre ambos países. Pero yo diría que si culpa ha tenido el Estado cubano, culpa han tenido también los gobiernos norteamericanos. Y obviando que tengo una gran admiración por el país de Norteamérica porque… no por las guerras sino porque ha sabido conducirse por lo menos con su pueblo.

Ha mantenido las libertades de que… Sí, hay corrupción y todo eso pero no nos percatamos de que en los Estados Unidos hay todas la nacionalidades, todas las nacionalidades están en los Estados Unidos; tampoco vemos esas cosas que también hay que verlas. Allí se acepta al exiliado político pero también se acepta a una persona que viene de otro país con otros problemas y se acepta que venga a los Estados Unidos. Los cubanos debemos de dar gracias a los Estados Unidos, porque quizá si no hubiese sido por los Estados Unidos, porque se hubiese formado Miami o Florida, quizá la mayor parte de esos cubanos estuviesen muertos con el sistema o hubiesen ido a la cárcel con el sistema.

Sí, si todo el tiempo ha sido una válvula de escape, una válvula de escape que el gobierno, el Estado cubano la ha sabido aprovechar muy bien.

No es justo, no es justo lo que se hizo en los años de la… Yo diría una masacre de nacionalidad, cuando se buscó una forma para lanzar, sabiendo cómo estaba Cuba, lanzar a miles de cubanos a una emigración suicida que ni el gobierno ni el Estado norteamericanos estaban preparados para recibir todas esas personas y que no sufrieran discriminación. Yo no considero eso…una parte y solamente por hacer… más bien por hacer una campaña política para: “Ah la emigración para los Estados Unidos, los Estados Unidos son causantes de esta emigración” No, los causantes éramos nosotros los que estábamos aquí, el causante era el Estado cubano.

3 comments:

Aureliano said...

"Su pensamiento no lo gobierna nadie", pero si le ponen precio y tarifado en dólares que autoriza el gobierno norteamericano para financiar a personajes como el Agustín. ¿Acaso no es Revolución que un pichón de guajiro haya estudiado y navegado el mundo? ¿Cuál hubiese sido el futuro del Agustín si Fidel no sube la Sierra Maestra? ¿Habría escrito alguna vez en una blog el guajiro Agustín? NO, tendría más de cien cayos en las manos de tanta guataca que hubiera tenido que dar en tierras de un terrateniente que lo hubiera lanzado sin miramientos al camino real cuando dejara de serle útil. No joda, libertad en Estados Unidos, que hable de los palos que reciben los "occupy".

Aureliano said...

"Su pensamiento no lo gobierna nadie", pero si le ponen precio y tarifado en dólares que autoriza el gobierno norteamericano para financiar a personajes como el Agustín. ¿Acaso no es Revolución que un pichón de guajiro haya estudiado y navegado el mundo? ¿Cuál hubiese sido el futuro del Agustín si Fidel no sube la Sierra Maestra? ¿Habría escrito alguna vez en una blog el guajiro Agustín? NO, tendría más de cien cayos en las manos de tanta guataca que hubiera tenido que dar en tierras de un terrateniente que lo hubiera lanzado sin miramientos al camino real cuando dejara de serle útil. No joda, libertad en Estados Unidos, que hable de los palos que reciben los "occupy".

Tracey Eaton said...

Gracias por el comentario, Aureliano