Monday, December 24, 2012

Karina Gálvez (part 1)

Transcript of part 1 of interview with Karina Gálvez, an economist in Pinar del Rio. See video.

No, yo me llamo María Caridad Gálvez Chivo, lo que por una cuestión familiar el nombre por el que más me conoce todo el mundo es Karina y ya firmo siempre Karina, pero bueno, no quiero dejar de decir que mi nombre, digamos oficial, de registro es María Caridad.
Yo normalmente escribo sobre economía, soy economista, me gradué aquí en la Universidad de Pinar del Rio, y entonces escribo sobre economía desde Vitral, la revista Vitral, que era, si, sumamente complicado.

Bueno últimamente yo he escrito sobre los cambios que se están produciendo en Cuba sobre los cambios que el gobierno intenta hacer parecer que se están produciendo, trabajos por cuenta propia, la desaparición del Ministerio de la Azúcar y toda esa especie de movimiento aparente que hay en la economía cubana.
La economía cubana ahora es un caos, yo creo que es un caos, la gente dice no hay economía, yo creo que esta bién es una manera que esto verdaderamente no se están administrando recursos, no hay estrategia pensada, yo creo que no hay nada, que podamos llamar estrategia económica, o que podamos...
Pero se van tomando medidas poco a poco, y yo creo que aunque la intensión del gobierno no sea ya cambiar la economía cubana, a través de esos pequeñísimos cambios, que yo creo que si tienen cierta importancia, pues yo creo que a través de ellos llegaremos a los cambios que necesita la economía cubana.
Es un tema polémico, es un tema polémico.
Si yo escribo en Convivencia desde que surgio hace cuatro años, antes escribía en Vitral, que era una revista también socio cultural del mismo corte de Convivencia que hacíamos casi el mismo equipo, pero era de la iglesia, era una revista del Obispado de Pinar del Rio.
Y luego que cambio la línea pastoral en Pinar del Rio, porque cambio el Obispo, pues nosotros haciendo esta Revista que es un Proyecto Socio Cultural, independiente de la Iglesia, independiente del estado.
Bueno hay obstáculos que yo creo que se puede presentar en cualquier país, como el tema de los recursos, el tema de la profesionalidad, el tema del acceso a la información, y hay algunos que son especiales de Cuba, bueno lo digo yo, no es que haya viajado, ni se mucho del periodismo en el mundo, pero yo creo que son especiales de Cuba.
Que son por ejemplo la imposibilidad de registrar la publicación de hacerla de manera totalmente legalizada, digo legalizada porque no es que la Revista Convivencia sea ilegal, pero esta como un limbo jurídico, no hay una ley que diga no se puede publicar en internet una revista, pero tampoco hay una manera de decir la podemos poner al acceso de todos los cubanos o podemos imprimirla y venderla en un estanquillo de periódico.
O sea que yo creo que esta como en un limbo jurídico, más bien de molestia para el gobierno, pero sin ninguna ley oficial que diga, no se puede, eso yo creo que es un problema de Cuba especialmente.
El problema en Cuba yo creo que no son los temas, el problema en Cuba es hacer un periodismo distinto del oficial, aunque el tema ni siquiera roze La política. Hay temas que no rozan la política pero al constituir un espacio de libertad para el que lo escribe ya es un problema en Cuba.
Incluso hay temas en los que podamos estar de acuerdo, con el gobierno aunque sea un poco, pero puede haber un tema en el que podamos estar de acuerdo, eh lo del bloque, que ya es mucho menos importante en Cuba que cualquier otro, pero bueno.
Y al decirlo de otra manera o al, tenerlo como un tema referente, ya tampoco no es bien visto, por la oficialidad.
Si he tenido problemas, he tenido problemas, pero más bien de corte administrativo, porque yo trabajo en una escuela de economía que es del estado, una escuela que forma técnicos en economía.
Y bueno yo hacía mucho tiempo que estaba escribiendo para Vitral y hacia cuatro años para Convivencia, y recientemente este año he tenido dos entrevistas con el Director Provincial de Educación que me ha dicho que yo estoy escribiendo temas muy subversivos, esa es una palabra que se usa mucho aquí, para decir que son distintos a los del gobierno.
Sin embargo en mis escritos no hay nada que ataque, no hay nada que ofenda a nadie, no me refiero nunca a personas, ni del estado, solamente a ideas a medidas a cuestiones económicas sin decir, sin atacar a nadie,
Ahora ellos consideran que las opiniones diferentes que yo tengo en cuanto a la economía cubana son subversivas, esa es la palabra que uso.
Y bueno no ha pasado de ser una amenaza o una alerta, de decirme: así como usted está pensando no se puede trabajar en Cuba por el estado, pero ni me han despedido, ni han aceptado mi renuncia ni nada.
No, no, yo nunca he estado detenida, nunca he estado detenida, ni nunca he sido llamada por las autoridades digamos de la seguridad del estado, ni de la policía, o sea yo la represión que he tenido ha sido este muro que está en el medio del patio de mi casa, una casa que es de mis padres, hace ya es una propiedad de hace cincuenta años, y este muro que creo que fue a través de las autoridades de vivienda.
Y lo de Educación, que ha sido a través de las autoridades de Educación, es decir que a través de las seguridad del estado o de la policía, yo no tenido ningún problema hasta ahora.
Era de mi familia.
Hay en este patio que era de tierra y solo había arboles, decidimos hacer esta construcción sin paredes, esto no tenia paredes es nada mas el techo y arriba, para reunirnos Convivencia.
Convivencia es más que una revista, es un proyecto socio cultural, hacíamos aquí tertulias, debates de películas, encuentros de jóvenes, encuentro de familia. Eso hacíamos ahí en ese patio.
Entonces decidimos hacer todo esto para poder reunirnos con un poquito más de condiciones, pero en ese tiempo no estaban dando permisos para las construcciones, porque eran tiempos de ciclones, y que había muchas viviendas destruidas.
Ahora lo que si había era la posibilidad que mucha gente hizo de construir y después solicitar él, la legalización de esa construcción, eso no fue posible pero vinieron las autoridades de vivienda, vieron esto y me impusieron una multa, bastante alta de seiscientos pesos.
Esa multa fue pagada en tiempo y todo eso. Pero eso les pareció poca sanción para una construcción que en definitiva ni afectaba a nadie, ni tenia ningún problema de , no afecta a los vecinos, no afecta el entorno, no afecta la urbanidad , nada, está en el patio de mi casa.
Pero aun así dijeron que debían confiscarla, que debían confiscarla, entonces construyeron ese muro y ese espacio fue entregado a CIMEX que es una empresa poderosísima en Cuba y que para nada le hace falta eso. Ni tampoco es por necesidad social, ni por nada.
Esto no lo han hecho en ningún otro lugar de pinar del Rio, y creo que ni de Cuba.
Ahí nada, ahí no están haciendo nada. Ellos a veces se reúnen ahí, pero todo han roto algunas cosas de las que habíamos hecho.
Eh, pero bueno ellos no están usándolo para nada especifico, se reúnen ahí, todo eso. Todavía nosotros estamos en litigio, tenemos el Tribunal Supremo ahora para a través de las vías legales.
Y las nuevas leyes de la vivienda, pues nos ayudan, nos pueden ayudar a que esto sea entregado, porque las disposición fue derogada.
Los decretos que amparaban estas sanciones fueron derogados, así que esperamos que el Tribunal pues nos lo vuelva a entregar.
Seiscientos pesos es el doble del salario medio, es el doble del salario medio, bueno un poco menos que el salario medio, el salario medio estaba calculado en cuatrocientos y tantos, esa es una cifra no real, la mayoría de las personas ganan trescientos y tantos pesos.
Seiscientos pesos es casi el doble del salario alto.
Eso fue en diciembre del dosmilnueve, quince de diciembre del dosmilnueve.
No yo fui a a trabajar ese día. y me fueron a buscaren la escuela en un auto el Director Municipal de Educación, que no sé porque tenía algo que ver con eso, me fueron a buscar y bueno me trajeron hasta aquí y me dijeron que tenía que resolver un problema con vivienda.
Y entraron once personas por el frente rompieron el muro que colinda con CIMEX, está ahí de tras.
Lo rompieron hay un hueco, todavía está ahí el hueco y por ahí entraron por delante y por detrás y me dijeron se lo vamos a confiscar porque usted hizo una construcción ilegal aquí, pero bueno ya fui sancionada, ya fuimos sancionados, no, no esa sanción no.
Después de esa sanción debíamos proseguir hasta la confiscación.
Yo, es muy difícil enfrentar, que a uno le quiten parte de su casa, eso es muy difícil sobre todo que mis padres mis sobrinos estaban sufriendo también eso, porque eso era un espacio que ellos tenían, era de mis padres, entonces no era una solo una sanción para mí, sino que era una sanción para mi familia, fue una… fue un momento muy difícil, pero no sé como lo enfrentamos de una manera increíble.
Mis padres que son dos personas mayores ya, estuvieron muy fuertes, después sufrimos mucho eso y eso fue un proceso. Los primeros tiempos fue de mucho sufrimiento al ver el muro.
Después lo fuimos como integrando a nuestras vidas y después ya lo fuimos hasta disfrutando porque venía mucha gente a verlo de la ciudad de fuera, de la ciudad, amigos y venían a verlo y ya era como que lo estábamos mostrando con cierto disfrute.
No ha dejado de ser un dolor verlo cada vez que uno sale y ve una cosa que fue fruto de muchos esfuerzo porque eso costo esfuerzo y costo dinero y costo… y eso duele todavía.
Lo que pasa es que lo hemos como convertido en otra cosa, porque yo creo que ha sido la única manera de vivirlo, convertirlo en otra cosa y además tenemos en cuenta que este sistema de gobierno nos ha quitado mucho más que un pedazo de patio.
Porque nos ha quitado la posibilidad de trabajar, de trabajar como uno puede, de vivir como uno quisiera, de viajar, de Hablar de escribir, nos ha quitado la posibilidad de muchas cosas que son muros más fuertes que este…
Bueno pues eso nos ha ayudado un poco.
Lo usábamos para Convivencia, lo usábamos la familia, claro, teníamos unas sillas, teníamos unas butacas, nos sentábamos ahí a conversar, hacíamos fiestas de familia,
Pero sobre todo era para, semanalmente hacíamos una tertulia, tertulias son reuniones de amigos, que en Cuba como no se puede mucho decir hablar de reuniones, pues le llamamos tertulias, es una tradición en Cuba.
Y debatíamos películas o debatíamos temas de actualidad, compartíamos un almuerzo.
Tuvimos un encuentro de formación para bloguees, con Yoani Sánchez, tuvimos un encuentro con la BBC de Londres, que vinieron hasta aquí, hicimos un encuentro de fin de semana, o sea fueron varias cosas buenas. Ahí pasaron cosas, pero duro solo un año.
Después lo empezamos a hacer en este espacio que quedo, si lo hacíamos aquí en este espacio, menos condiciones pero…

No comments: