Tuesday, December 4, 2012

Rita Montes de Oca (part 2)

Transcript of part 2 of interview with Rita Maria Montes de Oca Chirino, member of Las Damas de Blanco. See video.

Ah, no cuando tenemos actividades en mi casa yo voy a seguridad y me voy a la casa con el grupo de respuesta rápida cada que vamos hacer actividades.
Nosotros hacemos actividades todos los miércoles por el movimiento, entonces ahora ellos tuvieron un tiempo que estuvieron tranquilos que no nos estaban cerrando la cuadra.
Pero ahora a raíz de que el día dieciocho de agosto yo estaba en una actividad en la casa de Laura con el te literaria, entonces decidimos a las cuatro de la tarde hacer una marcha pacifica en respuesta, en protesta a la golpiza que le habían dado a las damas en Santiago de Cuba.
No se si tendrá conocimiento de eso, anja.

Y entonces en protesta a eso decidimos hacer una marcha pacifica salimos de la casa de Laura de dos en dos las mujeres eran como diesi pico mujeres.
Cuando llegamos a la esquina nos salió tremenda turba de personas indeseables, yo diría delincuentes no se, no se que nombre ponerles entonces Berta iba al frente de la fila.
Yo era la tercera en la fila con otra muchacha más que iba al lado mío y dicen Berta donde van ustedes y Berta les dice, no apártense que vamos a pasar.
Le dicen ustedes no van a pasar porque las calles son de los revolucionarios las calles no es de ustedes, Berta les responde la calle nuestra porque nosotros somos cubanas y vamos a pasar.
Entonces empezaron a empujarnos que no íbamos a pasar a ninguna parte a ofendernos a decirnos que éramos asalariadas que éramos mercenarias, que éramos unas prostitutas, que éramos jineteras, que éramos todas las cosas más malas del mundo lo éramos nosotras.
Entonces empezaron a empujarnos a darnos empujones y entonces cuando empiezan a empujarnos a acorralarnos, dice Laura bueno muchachitas si eso es así vamos a gritar nuestra consigna aquí mismo, aquí mismo donde estamos parados.
Empezamos a gritar libertad para los presos políticos, zapata vive, eh bueno la consigna de nosotros esa misma consigna todo el tiempo zapata vive, libertad para los presos políticos.
Y ahí empezaron ellos por ejemplo cuando decíamos libertad para zapata o zapata vive, entonces decíamos Zapata vive y entonces decían Fidel, vivan los presos y cuando decíamos viva, decían ellos Fidel, Raúl vayan lo cogían como bonche.
Y entonces en eso que estábamos gritando las consignas de nosotros empezaron a agruparnos a agruparnos como si fuéramos animales a acorralarnos, acorralarnos, empezaron a empujarnos a darnos empujones, empujones y ya las muchachitas dice Berta y Laura muchachitas péguense a la pared, péguense a la pared.
Pero que va a mi no me dio tiempo pegarme a la pared detrás de mi había una prieta que era del tamaño de un árbol de lo grande que era grandota y un blancote también grandote.
Yo siento que están empujando y ella separaba al lado mío y me decimal oído prostituta, jinetera, mercenaria, yo seguí diciendo mi consigna no me interesaba, entonces en una de esa siento que me pinchan pero que pienso yo que el hombre que estaba detrás de mi me esta rascabuchando.
Y me paro pero ya con la espalda para atrás y echada para delante siento que algo me hinca pero tampoco como tengo la sangre caliente no me doy cuanta de que me habían pinchado,
Me corro para delante un poquito me cogen por el moño yo tenia una rosca hecha yo tenia más pelo, me cogen por el moño, me dieron un solo halón que me estremeció desde aquí como una corriente por toda la columna así, que de momento se me nublo la vista,
Pero bueno me incorporo otra vez y cuando voy a incorporarme que quiero a abrir los ojos siento que me halan la ropa atrás me pincha algo atrás me cogieron la blusa y me la rompieron junto con el ajustador y todo me rompen la blusa y parte del ajustador me rompieron a mi.
De buena a primera me dan un piñazo fuerte que se me va el aire, pero me siguen dando piñazos cuando hago así hago esto la intención de uno salvarse cierro la mano y cuando voy a mirar así para atrás era uno del Seguridad del Estado con tremenda peste a ron que era el que me estaba dando piñazos.
Y cuando lo miro me dice no fui yo, no fui yo, yo lo que estoy es protegiéndote y le dije no, fuiste tú.
Bueno sigo gritando y cuando sigo gritando empiezan a empujarme y empujan y empujan piñazos, nos cogían así por aquí, nos torcían todo esto así.
Nos halaban por los pelos nos escupían, entonces a las muchachitas le pisoteaban los zapatos para quitárselos, se lo quitaban empezaron a jugar con los zapatos se los tiraban unos entre todos ellos así, entonces fui agacharme para recoger los zapatos de la muchachita me dieron una patada por la espalda, casi que le meto la frente al piso.
Una de las damas coge me levanta fuerte, me hala y me dice no lo hagas mas, deja que se pierda el zapato, no lo hagas más deja el zapato, deja que se pierda, deja que se pierda.
Bueno empezaron a darnos piñazos y caminen y dice Berta péguense a la pared y Laura péguense a la pared, nos pegamos a la pared, pero que va eran empujones y empujones nosotras estábamos cogidas de brazo y los piñazos llovían arriba de nosotras.
Nos fueron empujando y empujando entones cogen a una de las muchachitas la sacan para afuera a dos muchachas jóvenes de nosotras la tiran contra el piso por los pelos.
Empiezan a ofenderlas ahí, se revolcaron con ellas en el piso, le rompieron la blusa, le sacaron los senos para afuera y la seguridad se paro a mirar así miraba como si fuera una película, como si fueran dos gallos que estuvieran fajándose ahí.
Y cuando se cansaron de ver la bronca yo decía pero quítenla, quítenla y cuando yo iba a decir quítenla me halaban por los hombros, no las dejen que se fajen, me halaban por aquí atrás todo esto me dolía hasta que se cansaron de ver la pelea.
Las levantaron ahora, caminen, caminen cojones que ya nos tienen empingado caminen y empezaron a darnos piñazos y empujones, piñazos y empujones entren para casa de Laura entren,
Y el pueblo son poquitas y nosotros somos muchos, ustedes son poquitas, machete con ustedes, machete con ustedes que son poquitas.
Nos fueron empujando cuando ya casi estábamos llegamos a la casa de Laura que llevábamos como una U así, porque era gente aquí y por aquí estamos casi llegando a la entrada de Laura.
Tenían a Laura tirada así aguantada por los hombros y tirándola contra la pared uno de la seguridad , la tiraba duro, duro y Laura lo miraba así, lo miraba así con los ojos en blanco y le decía Laura entra y decía Laura la calle es nuestra. no vamos a entrar entonces ahí coge Laura se resbala y cae recostada a la pared así sentada.
Y viene un periodista de nosotros Héctor Vallin viene por dentro de la agente así agachadito la levanta y la carga como si fuera un gatico y la entro para adentro arrastra casi sin aire.
Y después que entra Laura a empujones me entran a mi yo caigo arrodillada en la sala de Laura en la entrada así cuando caigo arrodillada bueno al momento rápido caigo yo no se de donde saque fuerza yo me levante rápido y entro me incorporo.
Pero cuando voy a sentarme no encuentro asiento no veo nada porque veía, igual que cuando uno se da un golpe en un ojo así cero así no veía casi todo oscuro lo veía hasta que logro sentarme buscando aire porque no podía se me tranco la garganta no podía respirar.
Y entonces no me entraba aire ninguno estaba buscando el ventilador al lado de la escalera y logro encender la escalera, y cuando me siento tengo tremenda sed siento una sensación extraña como a metal en la garganta, a cobre a sal mayormente era algo salado.
Entonces yo voy a tomar agua y cuando voy a tomar agua no me bajaba el agua me sale por la nariz siento un ardor en la nariz y aquí como el punto guajiro como le decimos nosotros aquí en Cuba.
Luego cuando te estas ahogando en la playa y te entra agua por la nariz así sentía la sensación esa me siento aguanto fuerte ahí hasta que puedo tomar un poquitico de agua me quedo tranquilita.
Me levanto al ratico voy al baño, no me levanto al ratico entra Vallin a tirarle foto a todo lo que habían roto ropa y eso nos tira las fotos ahí en el comedor de Laura.
Después me siento un poquito más porque tenia mucho dolor de cabeza también me dolían los ojos, me dolían todos los huesos voy al baño a orinar y aproveche que llevaba una batica de casa para cambiarme de ropa para no salir ripiada.
Y cuando me quito el pantalón me baja no me tocaba, me baja la regla hasta el piso así bastante, bastante, bastante, y entonces yo cojo y limpio el piso de Laura yo siempre acostumbro a salir con pañito y eso por si acaso.
Y limpio el piso de Laura, lo enjuague en el lavamanos, me cambie de ropa me puse mi batica de casa, y vengo para la sala me senté un ratico ahí en la sala hasta que se me para un poquito el dolor de cabeza me tome una pastilla.
Fui para mi casa, llego a mi casa como a las siete y tanto, estando en mi casa llega un periodista, eh, Carlos Ríos, llego a mi casa.
Empieza a entrevistarme no de que se había enterado de la golpiza que le habían dado a las damas y que yo me encontraba entre las damas me entrevisto y entonces le enseñe mi ropa que la estaba poniendo en un perchero.
Pero bueno no me había percatado que me habían inyectado todavía por la noche me acuesto y siento la sensación de un hincón en la parte derecha aquí, y cuando le digo a mi hijo.
Yo siempre me acuesto con espejuelos, con plumas y eso en la cama para marcar cualquier libro y eso, le digo Nene fíjate a ver si debajo de mi esta la pluma, los espejuelos o algo de eso.
Y entonces dice el niño no mamá ahí no tienes nada y le dijo mira bien porque yo siento algo que me hinca, no mama no tienes nada, pero me levanto, a me toco siento que no había nada.
Voy al cuarto de mi nuera y le dijo Rosario que tengo aquí atrás dice ella mamaria tienes un hincón ahí, dice tú te inyectaste tienes una inyección dijo no yo no me he inyectado, dice tienes una inyección, cojo el espero y me miro y efectivamente tenia una inyección todavía tengo el nodulito ahí, todavía tengo la pelotica ahí.
Y entonces digo pero como es eso entonces fue una inyección de verdad lo que yo sentí no era que me estaban rascabuchando ni nada era que me inyectaron en ese momento cuando me daban los piñazos me inyectan.
Y entonces nada yo tuve como dos semanas sintiéndome muy mal, muy mal yo le echaba la culpa a la golpiza y a los empujones que me habían dado y entonces fui al medico y le dije doctor, no le dije que era dama de blanco para que me atendiera.
Y entonces le dije que haba salido de la habana y me habían asaltado para robarme y que me habían dado una golpiza y que me sentía mal que me dolía el pulmón, el pulmón izquierdo me dolía y entonces el me mando unos análisis también.
Me hago los análisis, los análisis se perdieron no aparecieron, y de ahí seguí hiendo a los hospitales para hacerme análisis y mis análisis no aparecían y cuando aparecían estaba bien todo daba bien.
Empiezo a afectarme de la garganta ya se me va la voz la garganta me arde mucho sentía como si algo me estuviera quemando la garganta empiezo ir al medico a ver la doctora y todo los médicos me decían no estas encubando un virus desde agosto esta encubando un virus pero doctor, digo médico los virus no se incuban en una semana, esta incubando un virus.
La doctora mía de la posta medica del medico de la familia le digo yo quiero que usted me mande un exudado de la faringe de la laringe, y dice yo no puedo hacer eso por ti, tienes que sacar un turno con el otorrino yo no puedo hacer nada por ti tiene que ser él.
Le digo doctora yo le voy a decirla verdad, yo fui inyectada y yo temo que me hayan puesto algo malo a mi, yo quiero verificar que es lo que tengo yo no quiero para propaganda política, yo quiero para salvarme yo.
Porque la que tiene problemas en la garganta soy yo, la que le duele la garganta es a mi, cada vez que quiero llamar a alguien se me va la voz no puedo hablar, si porque la voz se me va, se me va sola así.
Y entonces coge y me dice bueno yo aquí no puedo hacer nada por ti, no esta en mis manos, no puedo hacer nada por ti y de ahí bueno empecé hacer denuncias y no me han dejado.
El análisis que me tenia que hacer yo por prescripción medica mía no me lo puede hacer todo el mundo nos pelotea y es detrás de nosotros persiguiéndonos, persiguiéndonos todo el tiempo.
La ultima vez que fui al policlínico hacerme los análisis, eh fue para una placa que todavía me dolía el pulmón cuando voy hacerme la placa, la persecución del custodio de tras de nosotros.
Fui con mi hijo y el custodio detrás de mi, detrás de mi fui hacerme los análisis de sangre y el no nos permitió entrar a recoger mis análisis de sangre en el laboratorio, él mismo entro y cogió los análisis y dice ya pueden irse ya que ya tienen sus análisis.
Fui a consulta, cuando fui a consulta, entro uno de la seguridad, porque yo conozco a los médicos del policlínico mío he ido varios veces, entro uno de la seguridad con una camisa de médico de esa nuevecita se sentó ahí, yo estaba enseñando la placa en esos momentos al medico, un médico extranjero y el médico le dice mire la placa de ella, usted es médico, usted es profesor verdad.
Como son extranjeros no saben si es médico o no, mire la placa y dice esa placa esta bien, ni la miro yo le dije mírela bien esa placa porque mi esposo tiene problemas en los pulmones.
Mi esposo hizo una neumonía muy mala, mi esposo tuvo preso con presos con tuberculosis y mi esposo tiene problemas de los pulmones y a él le hicieron la prueba del Mantu y le dio positivo y no han querido atenderlo, atenderle el problema de los pulmones.
Lo han ido peloteando y peloteando y no han querido atenderlo y entonces dice su esposo es del Roble, digo si nosotros somos del Roble dice bueno vayan con su medico porque nosotros no podemos hacer nada aquí, vaya para que lo atienda ella.
Al otro día voy ala posta médica y le digo mire doctora me hicieron los análisis, los análisis no dan nada todo dan bien siempre y dice yo no puedo hacer nada por ti y por mi esposo tampoco puedes hacer nada, o hay que esperar que se muera de tuberculosis, que le se agrave más y se muera y entonces dice mire Rita su esposo le hicieron los análisis y le dio Mantu positivo, pero el clínico es quien tiene que orientar el medicamento y si no se lo dan.
Le mandaron isonacida si no le dan el medicamento yo no puedo hacer nada por ustedes y le digo doctora en mi casa estuvieron también en el mes de julio las personas que atienden epidemiología del municipio donde radicamos nosotros y decidieron mandarnos un plan de medicina para la familia completa de isonacida y no han mandado el plan.
Y dice yo no puedo hacer nada yo estoy atada de manos y pies yo no puedo hacer nada por ustedes.
¿Pero que fue la inyección?
No se sabe lo que es.
Es una inyección para neutralizarla a ella prácticamente.
A mí, es neutralizarla a ella.
Me ha afectado mucho las piernas, dentro de los huesos me duele mucho, no puedo caminar como yo caminaba antes, no puedo caminar y la garganta se me cierra total, total, total la tengo rojiza no se lo que tengo, yo debo tener un estafilococo no se que será lo que debo tener ahí.

No comments: